Noticias

El aporte de Claudio Ptolomeo a la astronomía

Es tal la antigüedad del astrónomo, matemático y geógrafo griego Claudio Ptolomeo (o Claudio Tolomeo) que poco sabemos sobre su nacimiento, su vida o su muerte. Sin embargo, a pesar de la desinformación sobre su vida, podemos afirmar que su obra fue clave para la investigación y el conocimiento del universo. Pues su obra compuesta por trece libros, Composición Matemática o Gran Sintaxis, conocida como Almagesto, fue la gran referencia de la astronomía hasta la época de Copérnico y Kepler.

¿Quién fue Claudio Ptolomeo?

Claudio Tolomeo fue el último representante de la astronomía griega, que según se cree desarrolló su actividad de observador en el templo de Serapis en Canopus, cerca de Alejandría.

Lo que podemos saber de su vida es que su actividad tiene lugar entre las fechas de su primera observación, que se sitúa en el undécimo año del reinado de Adriano (127 d.C.), y de la última observación, que tuvo lugar en el 141 d.C. Con estas fechas podemos saber que Ptolomeo nació en el siglo I o II y falleció a finales del siglo II.

El astrónomo y astrólogo griego vivió y trabajó en Egipto, según se cree en la famosa Biblioteca de Alejandría.

Una explicación positivista del universo

En la ciencia griega, había dos caminos para intentar explicar la naturaleza. Por una parte la explicación realista, que se basa en expresar la naturaleza sobre principios racionales, con prioridad frente a los hechos aparentes. Y por otra parte la explicación positivista. En este caso se trata de expresar lo aparente, adaptando los principios explicativos a los hechos. Y fue esta precisamente la que siguió Ptolomeo.

Para Claudio Ptolomeo su sistema no pretendía descubrir la realidad, sino simplemente aportar un sistema de cálculo basado en la teoría geocéntrica, que se opone a la física aristotélica.

La Sintaxis Matemática de Ptolomeo

Esta fue la principal obra de Claudio Tolomeo, y tuvo una gran influencia en la astronomía árabe y europea, hasta el Renacimiento.

La Sintaxis Matemática consta de trece volúmenes, y además de su gran extensión y la necesidad de distinguirla de otras obras anteriores de otros autores, fue calificada en griego como ‘magisté’, que significa la grandísima o la máxima, por la admiración que supuso en su tiempo.

En el año 827, el califa al-Mamun hizo traducir esta obra al árabe en el año 827, y del nombre de al-Magisti pasó a Almagesto, adoptado en el Occidente medieval a partir de la primera traducción de la versión árabe, realizada en Toledo en 1175. En español, la obra se conoce como El gran tratado.

Aunque Tolomeo heredó la concepción del universo de Platón y Aristóteles, existen algunas diferencias en su método de trabajo. Por ejemplo, en lugar de la cosmovisión del universo de Platón y Aristóteles, Ptolomeo fue empirista.

En su obra, el astrónomo se dedicó a estudiar los datos que existían sobre el movimiento de los planetas. Su objetivo era poder construir un modelo geométrico para explicar estas posiciones de los planetas en el pasado, y poder predecir las del futuro.

El Almagesto incluye un catálogo de estrellas que Ptolomeo adquirió de una obra perdida de Hiparco de Nicea. Otro de los contenidos de gran interés de esta obra fue un criterio para predecir eclipses.

El sistema de Ptolomeo

Claudio Tolomeo utilizó datos de otros astrónomos, especialmente de Hiparco, para construir un sistema del mundo que representara con un grado de precisión satisfactoria los movimientos aparentes del Sol, la Luna y los cinco planetas que se conocían hasta el momento.

Según este sistema geocéntrico, elaborado con recursos geométricos y calcolíticos complejos, la Tierra se encontraba inmóvil en el centro del universo, esférica y estacionaria. Mientras que a su alrededor giraban en orden creciente, la Luna, Mercurio, Venus, el Sol, Marte, Júpiter y Saturno, arrastrados todos ellos por una gran esfera llamada «primum movile», mientras que la Tierra es esférica y estacionaria.

Por otro lado, según la teoría de Ptolomeo, el Sol, la Luna y los planetas están dotados también de movimientos propios adicionales que se suman al del ‘primum movile’.

Este sistema que proponía Tolomeo aportó una interpretación cinemática de los movimientos planetarios que encajó con los principios de la cosmología aristotélica. De hecho, se mantuvo como único modelo del universo hasta el Renacimiento. Sin embargo, se hicieron necesarias la introducción de decenas de nuevos epiciclos, con lo que resultó un sistema demasiado complicado. De hecho, uno de los grandes logros del modelo que proponía Copérnico en Sobre las revoluciones de los orbes celestes (1543), y que inició la liquidación de la astronomía tolemaica, fue su simplicidad.

Óptica de Claudio Tolomeo

Otra de las obras de Ptolomeo que está relacionada con la astronomía es Óptica, un total de cinco volúmenes que explica la teoría de los espejos y trata la reflexión y la refracción de la luz, todos ellos fenómenos que tuvo en consideración en sus observaciones astronómicas.

El tratado de astrología ‘Tetrabiblos’ también fomentó su fama durante la Edad Media.

Otros aportes de Ptolomeo a la astronomía y la geología

Como puedes ver, Ptolomeo es considerado uno de los astrónomos más importantes de la historia por muchos motivos. Este gran astrónomo recopiló todos los conocimientos científicos de su época y les añadió sus propias observaciones y las de Hiparco de Nicea. Esto quedó reflejado en los 13 volúmenes que resumen los quinientos años de astronomía griega, y que dominaron el pensamiento astronómico durante los catorce siglos siguientes.

Además de las ya comentadas, estas fueron otras hazañas de Ptolomeo que lo convierten en una estrella de la astronomía y la geografía:

  • Originó diversos mapas del mundo con una asombrosa exactitud de la parte mediterránea. Para ello se basó en los mapas militares de los romanos. Por lo que se inventó la forma de zonas más alejadas, como por ejemplo las que correspondían a los países asiáticos.
  • Su Geografía, una obra de ocho volúmenes, recopila las técnicas matemáticas para el trazado de mapas, mediante distintos sistemas de proyección.
  • Recogió una colección de distintas coordenadas geográficas de los lugares del mundo que se conocían.
  • Realizó muchos estudios sobre las propiedades que tenía la luz sobre la óptica.
  • Resumió la astronomía griega en una gran obra.
  • Como empirista, buscaba información que ya existía sobre los temas para crear grandes modelos basados en la comparación de todos estos textos.

Conclusión

¿Conocías la obra de Claudio Ptolomeo y sus aportes a la geografía, la astronomía y la óptica?

¡Esperamos que te haya resultado interesante este viaje al pasado! Si a ti también te apasiona la astronomía, te proponemos conocer nuestro observatorio de estrellas en Granada.

En Sky Andaluz, observatorio y planetario, el cielo no es el límite.  

¿Te ha gustado el artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Blog

Artículos Relacionados